La concejalía de Cementerio de Buñol invierte cerca de 200.000 euros en el Campo Santo de la localidad desde el comienzo de la legislatura

Usted está aquí

Alumbrado, elevador, mantenimiento y mejora de zonas ajardinadas, aumento de nichos y restauración de la zona masónica resumen un conjunto de actuaciones que dejan el Cementerio como un excepcional lugar de visita y sosiego para todos en estos días.

Área: 
Servicios

El Ayuntamiento de Buñol, a través de la Concejalía de Cementerio, ha realizado diversas actuaciones para la puesta a punto del Cementerio de la localidad. Pintura, plantación de vegetación en diferentes zonas, limpieza y acondicionamiento del acceso son las principales acciones que se han llevado a cabo estos días por el Consistorio Buñolense.

José Luis Carrascosa, concejal de Cementerio de Buñol, ha confirmado el montante cercano a los 200.000 euros que desde esta legislatura el Ayuntamiento lleva invertidos en el Cementerio de la localidad en diversos aspectos como alumbrado, elevador, y mantenimiento de zona ajardinada, ya que, según confirma este edil, “la pretensión de esta concejalía es que nuestro Campo Santo sea mantenido y respetado como un parque más de la población”.

El edil insiste en que cada año la inversión del consistorio ronda los 15.000 euros, “para que el Cementerio, como parte importantísima de nuestro patrimonio histórico, sea visitable por todos en momentos difíciles, sintiéndose a gusto”. Así que anima a toda la ciudadanía y vecinos de la comarca a visitar el Cementerio en estos días para honrar así no sólo a sus seres queridos sino también a todos los buñoleros y buñoleras que están enterrados ahí.

El aumento en el número de nichos en los últimos años también es otra de las actuaciones que están mejorando estas instalaciones, y que todo ello unido a la inversión de la Dirección General de Cultura en los nichos deteriorados del siglo XIX con simbología masónica en la parte histórica del Cementerio de Buñol, unifica un conjunto de acciones necesarias en una zona muy visitada de la localidad y que mejora notablemente su aspecto.

Ya hace unos días, Juncal Carrascosa, alcaldesa de Buñol, confirmó la restauración de 38 lápidas que datan del siglo XIX, con un coste de 48.395 euros. Las obras comenzarán en breve, después de haberse licitado el trabajo con una empresa profesional de restauración. Para evitar el derrumbe se propone actuar en tres fases: la primera y más urgente la protección y retirada de los símbolos y lápidas que tienen un mayor valor patrimonial, mediante métodos propios de conservación que permitan su restauración y recuperación, a la vez se tiene que reforzar los huecos con ladrillo panal para evitar el colapso de la estructura de los nichos, forjado y cubierta.

Una vez realizada esta primera intervención de urgencia el Consistorio procederá a la retirada de los restos óseos. La actuación finalizará con la consolidación de la estructura de los nichos. Para ello se evaluará una vez realizadas las otras dos fases.

El cementerio histórico de Buñol tiene la protección patrimonial de Bien de Relevancia Local y posee 435 tumbas con simbología masónica, más de cuarenta pertenecientes a maestros masones. Este cementerio fue creado en 1886 por el alcalde, Joaquín Ballester, cuya tumba es la más antigua del cementerio. La logia de los Once Hermanos tuvo una gran implantación en la comarca y en Buñol. Una particularidad de este cementerio es que durante la dictadura continuó como cementerio civil. Actualmente es uno de los cementerios más singulares y visitados de la Comunitat Valenciana.

José Luis Carrascosa se ha mostrado muy satisfecho por esta actuación y reconoce la rapidez de la Conselleria. Pese a ello, finaliza el edil: “El Ayuntamiento de Buñol no va a parar de invertir en nuestro cementerio porque forma parte de nuestra historia”.