La Concejalía de Medio Ambiente de Buñol confirma que CEMEX ha invertido en seguridad medioambiental

Usted está aquí

En la reunión que mantuvo concejal y empresa la semana pasada, CEMEX confirmó que la situación de crisis actual en el sector industrial, “está empeorando debido al aumento de un 35% en la factura de la luz y a la nula inversión del Estado en obra pública”

Área: 
Medio Ambiente

José Luis Carrascosa, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Buñol, ha calificado de “satisfactoria” la reunión que la semana pasada mantuvo con los responsables de la planta CEMEX Buñol. En ella, la empresa dio sus explicaciones sobre las irregularidades detectadas por Ecologistes en Acció, y también confirmó la instalación de mayor número de filtros y mejoras en seguridad medioambiental, “lo que supuso inversiones de 2,7 millones de euros en 2016, y con una previsión para este año de 3 millones, aumentándose así los puestos de trabajo y que se dignifiquen muchos puestos de empleo actuales”, confirmó Carrascosa.

Este hecho, dice el edil medioambiental, “demuestra que la política que IAB está llevando a cabo en tema medioambiental con CEMEX no pasa por el fin de la empresa, sino por el aumento de empleo, de mejorar la calidad del mismo y de incrementar los tiempos de los contratos, además de reclamar mayor inversión en mejoras medioambientales, que repercuten en la creación de empleo de calidad y en la mejora de nuestro aire”.

Además, el concejal confirmó que durante la reunión CEMEX aseguró “hacer todo aquello que el Consell le permite”. Esta situación, dice Carrascosa, que según confirmaron en sus conversaciones, “nos demuestra que actualmente estamos muy decepcionados con la política de la Conselleria de Medio Ambiente, puesto que creemos que se está produciendo dejadez de funciones, y con el gobierno central por el aumento en la subida de la factura de la luz”. Esta circunstancia hace que CEMEX, según le confirmaron al edil Carrascosa, se haya aumentado el importe en la factura un 35%, hecho que dificulta la economía de la empresa.

En este asunto, CEMEX le aseguró a José Luis Carrascosa que la producción del sector cementero nacional había pasado de 65.000 millones a 11.000 millones, y que debido a la venta de cemento blanco al extranjero está continuando su acción empresarial esta empresa. Así que, el edil confirmó que la empresa le dijo estar en crisis, “debido a la actuación vergonzosa del Estado que no invierte en obra pública y sube la luz elevando costes de producción que afectan al posible empleo, y por ello los controles medioambientales están suponiendo inversiones y empleo”.